La mirada extraña, de Felicidad Martínez

Cuando lees este libro, sobre todo en el primer relato, es posible que te encuentres tal que así:

Bueno, ya hemos visto que el flib es importante. Ahora hablemos de La mirada extraña. Pero no sin antes avisar: hay algunas cosillas que se podrían considerar spoilers. Lo siento, no he podido evitarlo. Si no quieres leer nada parecido a eso (aunque en mi retorcida mente sea irrelevante, lo que importa es el camino), huye. Pero antes, te aviso: esta obra merece ser leída. Mucho. Muy fuerte. Ahora, empecemos.

Co9788416637119nocí a Felicidad en el Celsius de 2014, presentaba Horizonte lunar, y como me gusta descubrir nuevos autores, me apunté la obra. La leí y me gustó bastante, lo suficiente como para animarme con este libro una vez acudí a su presentación, también en el Celsius, pero esta vez en 2016. Ahora bien, me llamó la atención la insistencia de Felicidad, que decía algo así como: “Esto no es para todo el mundo. Y ojo, el primer relato se puede hacer duro”. Tenía razón.

El primer relato exige atención y asimilar muchos conceptos, como el plumbus. Esta es la tónica general del libro, que se compone de cuatro novelas cortas con una serie de puntos en común, a saber: el contacto entre especies, la guerra, el sexo como herramienta de expresión social y que todas las especies que nos encontramos son diferentes a nosotros.

(más…)

Leer clásicos (Sin aburrirse en el intento), 3ª parte

sfciii

Y ya van tres.
En noviembre publiqué la primera entrada de “Leer clásicos (sin aburrirse en el intento“, en diciembre la segunda, y una vez más, aquí estamos.
Cinco personas vienen a unirse a las recomendaciones de clásicos, cinco imprudentes a los cuales aprecio mucho y que han tenido a bien perder su tiempo para participar en este proyecto.
No quiero entreteneros mucho, así que ahí van: 10 nuevas recomendaciones de clásicos de manos de Carbaes, Felicidad Martínez, Xavi, Cristina Jurado y Alexander Páez.

(más…)

Aliette de Bodard: breve introducción

Hace un par de meses, Carbaes (@trad_carbaes) lanzó una iniciativa muy interesante: #AdoptaUnaAutora.
La idea era sencilla, que aquellos interesados adoptasen a una autora para hablar de ella, cada dos meses, en sus respectivos blogs, canales de youtube o lo que fuere.
Dicho esto, me gustaría felicitar a Carbaes, porque ha sido una iniciativa muy bien recibida y que puede tener mucho éxito y futuro.
Ahora, vamos al lío. ¿A quién he adoptado?

Aliette de Bodard

Aliette de Bodard es una autora de fantasía y ciencia ficción (y ocasionalmente de terror, como señala ella misma; además trabaja como programadora). Pero ¿por qué ella? Veamos. En 2014, Fata Libelli publicó En una estación roja, a la deriva, una novella de ciencia ficción que atrajo mi atención. La sinopsis prometía una estación espacial, una IA protectora, un enfrentamiento entre dos mujeres que buscaban sobrevivir… y bueno, era Fata Libelli, que para mí es sinónimo de calidad. Me lancé al asunto, y resultó ser un descubrimiento que se convirtió en una de mis obras favoritas. No diré todavía los motivos.

Tan solo un mes antes de la publicación de En una estación roja, a la deriva, Fata Libelli también lanzó El ciclo de Xuya, una colección de relatos ambientados en el universo de Xuya. Y ya hemos llegado. Junto con la publicación, también en 2014, del relato Separados por las aguas del río Celeste en la antología Terra Nova 2 y de Caída de una mariposa al amanecer en Cuentos para Algernon en 2013 (precursora Marcheto, como siempre), esto era la carta de presentación de Aliette de Bodard en España. Pero toda esta amalgama de títulos tenía mucho más en común de lo que parece a primera vista.

De Bodard nació en Estados Unidos, creció en Francia, y escribe en inglés. Parece una mezcla curiosa, pero no acaba ahí, sino que tiene raíces vietnamitas que se dejan ver en sus obras, y habla en español con fluidez, como podréis comprobar en una entrevista que os dejaré al final. Teniendo esto en cuenta, hagamos repaso de su producción.

Obsidian and blood

Dominion of the Fallen

De Bodard ha publicado esta novelas, pero también podéis consultar la ristra de relatos que ha publicado aquí: Aliette de Bodard bibliography.

Hemos hecho un repaso de sus publicaciones, pero ahora pasemos al meollo de la cuestión. ¿Qué hace interesante a esta autora? La mayor parte de sus relatos, junto con sus dos novellas (En una estación roja…, y The Citadel of Weeping Pearls [2015]), están ambientadas en el universo de Xuya, una ucronía en la que China llegó a América antes que Colón. Aliette desarrolla el mundo de Xuya durante miles de años, incluyendo relatos espaciales en este mundo ucrónico. De Bodard elabora ideas de sumo interés en sus obras xuyanas, algo que iremos viendo a lo largo de una serie de entradas.

Obsidian and blood es, por su parte, una trilogía de fantasía oscura centrada en el mundo azteca, y Dominion of the Fallen, una serie sobre un París devastado por una guerra mágica. Aunque comentaré estas obras, las entradas se centrarán en la Aliette más xuyana porque es lo que está disponible en castellano y porque son obras que encierran tanta miga que veremos a ver si no se me va de las manos.

¿Qué impacto ha tenido esta obra en los premios del mundo literario? De Bodard ha sido recomendada por la revista Locus, por SFFWorld, por ScifiNow y ha sido finalista del premio Locus 7 veces. Ha ganado 2 veces el premio BSFA de historia corta y una el de mejor novela en 2015, 2 veces el Nebula y una vez del Locus.

Termino con esta entrada, que no es más que una breve introducción, avisando: la siguiente entrada se centrará en el concepto de ucronía y en el desarrollo del mundo de Xuya (al menos, mientras es paralelo a nuestra propia historia).

Enlaces de interés:

Regala humor estas fiestas

“Un libro es un arma cargada”
Ray Bradbury

Dadas las palabras de Ray Bradbury, todos aquellos que hagan caso a esta entrada pasarán automaticamente a vivir esta escena (al menos, en mi mente):

Por otro lado, yo mismo estoy tal que así ahora mismo:

Bien, dejemos de lado asuntos chorras y centrémonos en cosas serias, en este caso, el humor. Es más, subo la apuesta: humor en castellano.
Por si no lo sabéis, hace un tiempo escribí una entrada llamada “Escribir humor siempre fue algo serio“, en la que hacía un repaso somero de algunos autores de humor (de todos los tipos y colores), pero todos eran hijos de Shakespeare.
Solo al final de la entrada lanzaba unos cuantos nombres de autores y obras españoles. Hoy vengo a enmendar ese error.

(más…)

Ejército Nuevo Modelo, de Adam Roberts

Solo tengo una cosa que decir:

giphy

Pero… un momento. Cuando caes en la trampa, resulta que lo que te encuentras es FASCINANTE. Así que a lo mejor tengo algo más que decir. Por lo pronto, dale al play a este vídeo y déjalo de fondo:

No es que Roberts nos engañe, ni que la sinopsis sea una patraña, es que son demasiado veraces. Este libro es un libro, pero no una novela, y tampoco un ensayo. Es, quizá, un punto intermedio. A mí me huele a que Roberts tenía unas cuantas ideas muy buenas y que la vía del ensayo era mucho menos interesante que intentar aplicarlas en una realidad futura (y me ha salido una definición de ciencia ficción de manual breve, ¿eh?). Bueno, lo de futura es relativo, ya que podría ocurrir pasado mañana. Literalmente.

(más…)

Leer clásicos (Sin aburrirse en el intento), 2ª parte

sc2La entrada anterior sobre clásicos tuvo un éxito inusitado (para lo que es mi blog), y generó conversaciones de mucho interés por las redes sociales. Como el espíritu de la entrada era muy bello, a saber, el recomendar libros que hoy en día no se prodigan en exceso, pensé que era una oportunidad interesante que coger el libro por el lomo. Pero había que darle más diversidad al asunto. Para tirar del carro y convertir esto en una especie de escaparate comunal de antigüedades de la ciencia ficción que merecen ser leídas hoy día, decidí llamar a unos cuantos tuiteros, blogueros… en definitiva, lectores para que expusiesen en unas pocas líneas, cada uno a su manera, esas obras.
Hoy vienen Denise, Carlex, Isa y Khellen a airear sus lecturas, y he de señalar que traen algunos títulos muy buenos (aunque en concreto los de Denise son mi debilidad). ¡Allá vamos!
Pero antes de nada, unas palabras de Carlex: “Me encanta esta propuesta porque siempre apetece hablar de los clásicos con los que uno ha aprendido a amar el género fantástico. Ahora bien ¿Qué escoger? Es evidente que a unos el tiempo les ha pasado factura, mientras que otros han sobrevivido la criba y se consideran obras maestras atemporales. En todo caso en mi opinión –quizás no del todo objetiva- todos conservan un cierto encanto retrofuturista. En el caso que nos ocupa creo que podéis estar tranquilos y siguen siendo lecturas recomendables”.

Denise Nader (@nashiraprime)tysbgh93

  • Los Desposeídos, de Ursula K. Le Guin (1974): Shevek, el protagonista de esta novela ganadora del Hugo, Nebula y Locus, desarrolla una teoría que dará pie a la creación del Ansible, un dispositivo de comunicación interestelar instantánea. Los principios matemáticos y físicos necesarios para la construcción del artefacto se exploran a profundidad en el contexto del enfrentamiento ideológico que por 200 años separó a Anarres, el planetoide de Shevek, de Urras, el planeta mayor del sistema doble. Ambos mundos atraviesan ahora el fracaso de sus proyectos políticos: capitalismo, anarquismo, comunismo, sindicalismo, totalitarismo… En estos tiempos de antagonismos sin tregua, hay que leer esta obra seminal en el género.
  • A vuestros cuerpos dispersos, de Philip J. Farmer (1971): El explorador Richard Francis Burton muere en la Tierra y luego despierta suspendido en el aire, desnudo, junto a otros cuerpos. Una descarga de un arma lo vuelve a dormir, y despierta desnudo y sin pelo a orillas de un interminable río. Cerca, una piedra provee de alimentos, ropa y ciertos lujos como cigarrillos, goma de mascar y licor a los habitantes del Mundo Río, entre ellos, un cavernícola… Todas las personas que han muerto en la Tierra despiertan allí, ¿por qué? ¿A dónde lleva el río? ¿Quién controla todo eso? Burton emprenderá una aventura para encontrar esas respuestas en esta fascinante novela.

(más…)

Leer clásicos (sin aburrirse en el intento)

18La ciencia ficción per se es un género relativamente joven y, sin embargo, la humanidad lleva siglos imaginando el futuro. La capacidad de transmitirlo en historias llenas de imaginación se ha ido transformando también en una forma de criticar nuestro presente y desde hace ya años, la ciencia ficción ha demostrado ser un género que va más allá de naves espaciales y alienígenas. Hoy en día hay una cantidad de novelas de ciencia ficción abrumadora y se han olvidado un poco los clásicos.
Durante la Eurocon 2016 surgió la idea de lanzar una lista de novelas interesantes que tuvieran una pila de años a la espalda. ¿Por qué hacerlo? Bueno, muchos lectores se inician en este mundillo y se dejan llevar por el río de novedades, sin tener muchas referencias de lo que se hizo hace más de 40 años (y con el miedo de empezar a leer una novela de cierta edad y que resulte ser un peñazo apolillado). Así que Isa-Janis y yo nos unimos para recomendar 10 clásicos que no han envejecido. Como pasa con estas cosas, esta lista no encierra ninguna verdad absoluta, sino nuestros propios gustos, y muchas obras muy recomendables se han quedado fuera. Por lo pronto, os recomendamos que rescatéis estos títulos del polvo, porque merecen vuestro tiempo:

(más…)

Saga de los Heechee, de F. Pohl: se reedita una gran saga de ciencia ficción

WASHINGTON, DC - SEPTEMBER 3: FILE, Science fiction author Frederik Pohl, who wrote The World at the End of Time and other books, poses for a portrait on August 12, 1987. (Photo by Bob Farley/The Washington Post)

Frederik Pohl, 12 de agosto de 1987. (por Bob Farley)

Frederik Pohl no es ajeno a este blog, y ya le dediqué una entrada para hablar de su persona y su obra: Guess Who?: Frederik Pohl.

En este caso toca centrarse en una de saga muy especial, la saga de los Heeche, compuesta por seis libros: Pórtico (1977), Tras el incierto horizonte (1980), El encuentro (1984), Los anales de los Heechee (1987), Los exploradores de Pórtico (1990) y  The Boy Who Would Live Forever (1990) (creo que esta última nunca ha sido traducida al castellano).
Esta saga, y sobre todo la obra que la inicia, Pórtico, es uno de esos clásicos de la ciencia ficción que merece la pena visitar sin importar que fuera escrita hace casi 40 años. Cuenta la historia del descubrimiento de una base alienígena abandonada, y a raíz de ese espectacular encuentro, el desarrollo de una historia que tiene algunos losli mejores ingredientes de la ciencia ficción: especulación y sentido de la maravilla. Y, ojo, para mí uno de los puntos fuertes es la manera en que desarrolla la historia del primer libro, en el que el vértice es la relación entre el protagonista, Robinette, y un psicólogo muy peculiar. Por cierto, Pórtico es una obra que se puede leer en solitario, merece la pena leerla aunque luego no se siga con la saga entera.

Pues bien, aunque el sello editorial Nova ya había publicado las cinco primeras, desde el año 2015 se ha embarcado en la reedición de esta saga. Este es un gesto que debemos agradecer, ya que teniendo en cuenta el peso de las novedades y autores muy actuales como los que el sello está publicando últimamente, encontrar en las librerías esta gran obra es casi increíble.

Ya tenéis disponibles los tres primeros títulos en las librerías, y parece que pronto llegará el cuarto libro, así que los que todavía no han catado esta obra tenéis una oportunidad sin igual. ¡¡Corred, insensatos!!

Ah, por cierto, Pórtico está en trámites de convertirse en una serie de TV gracias a Syfy. Esperemos que llegue a buen puerto.

#LeoAutorasOct

La iniciativa #LeoAutorasOct (nacida de manos de la gran @trad_carbaes: “De las mujeres a las que leeré en octubre“) me atrajo desde el primer momento, pero ando más que liado últimamente y tengo el blog y Twitter abandonados. No quería dejar pasar más tiempo, así que después de elegir algunos títulos, aquí estoy.

La idea es leer a mujeres. No tiene más. Leer y leer, y luego comentar y difundir nombres de autoras y obras. Hay que dar visibilidad, vaya.

Para hacer el asunto más complicado aún, he decidido combinar el reto con el mío personal que solté en junio: #LeoAutoresEspañoles, que consistía en engrosar el núcleo de autores patrios que leería este año, con la intención de convertirlo en un hábito. El reto, de hecho, no va nada mal (8 leídos, y teniendo en cuenta que se cuelan novedades y apetencias por el camino, es buen ritmo). Pero, entonces, ¿qué narices voy a (intentar) leer?

lecturas-oct

Aquí vamos:

  1. Trafalgar, de Angélica Gorodischer (Sportula) ✔
  2. La mirada extraña, de Felicidad Martínez (Sportula)
  3. El juego de Lax (parte I y las que haya disponibles), de Ana Morán Infiesta (Ronin Literario) ✔
  4. La momia y la niñera, de Tamara Romero.
  5. Bienvenidos a Welcome, de Laura Fernández (Elipsis ediciones). [Libro descatalogado en busca y captura. A ver si puedo encontrarlo…]
  6. Principito debe morir, de Carmen Moreno (Sportula) ✔
  7. Más allá de Santuario, de Lucía Lagos (Ronin Literario) ✔

Repito a dos autoras, Felicidad Martínez y Laura Fernández, y es que ambas ofrecen experiencias interesantes de lectura, cada una a su manera. Y más majas que el sol (el sol es majo, nos da energía). Leeré por primera vez a las otras cuatro autoras, y quiero señalar que le tengo muchas ganas desde hace mucho tiempo a la obra de Gorodischer y Romero, y desde hace unos días a la de Morán (cuando leí la sinopsis fue amor a primera vista) y Moreno.

Quiero destacar la labor de editoriales como Sportula o la más reciente aparecida Ronin Literario, que publican obras de voces nuevas y otras no tan nuevas, clásicos y autores emergentes que merecen mucho la pena. De hecho, solo desde julio he leído cuatro libros de Sportula.

No quiero dejar pasar la oportunidad de recomendar la lectura de En una estación roja, a la deriva, de Aliette de Bodard (a la que podremos ver y escuchar en la Eurocon. Podéis leer mi comentario en el blog) y Una edad difícil, de Anna Starobinets (de la que hablé de manera general en Guess Who?; también comenté su obra El Vivo). Son lecturas necesarias.

Celsius 232 (2016): Cuando Miguel Ángel esculpió un montón de mierda

Celsius-232-Destacado.jpg

¿Un montón de mierda? ¿Qué narices te has metido para decir eso?, pensaréis.
A mí no me miréis. La culpa de todo la tienen Joe Abercrombie y Richard Morgan. Permitidme que os lo explique de manera breve, concisa, sucinta, casi efímera, pero sobre todo precisa, resumida y muy clarita. Sin florituras de ningún tipo ni adjetivos innecesarios, vaya. Let’s Celsius!
Entre el 20 y el 23 de julio se dieron cita en Avilés (tierra de pinchos “vegetales” con jamón york) los autores de género más destacados, los fans más entusiastas y otros individuos y entidades de distinta clase (y galaxia).
[aviso: por cuestiones de espacio algunas actividades y nombres se han quedado fuera del tiesto]
El centro de Avilés acogió presentaciones de libros, charlas y mesas redondas, discusiones a pie de barra de bar, sonrisas y carcajadas. Desde la saliente Gran Bretaña llegó el mordaz y jocoso Joe Abercrombie, que comparó su proceso creativo con el de Miguel Ángel. El italiano quitaba la piedra sobrante para extraer la escultura, como si el mármol no fuera más que un molde, y el británico hace lo propio con sus novelas. Abercrombie se mueve por Avilés como por el salón de su casa, y no es para menos, pues es más que habitual en el festival, y cada año que pasa sus seguidores aumentan.
Richard Morgan dio el campanazo con un castellano excelente y mucho humor. Se comparó, como hiciera Joe, con un gran artista: el escarabajo pelotero. Paciente, metódico, el escarabajo recoge pequeños montones de mierda hasta atesorar un buen montón de “delicioso manjar”. Entonces Morgan (que no el escarabajo), le da forma y… ¡voilá! Una delicatessen literaria para el lector.
Ya se entiende el título, ¿verdad? Podéis guardar las horcas y antorchas.
giphy

(más…)