En Costas Extrañas, de Tim Powers

el

Sacad el loro de la jaula, tomaos una biodramina para el mareo y un buen vaso de ron: nos echamos a la mar.

El Dr. Hurwood y sus secuaces pretenden resucitar muertos, hacer vudú y otras cosas nada saludables para la mente y el espíritu, pero solo Action Man puede detenerlos. En este caso Action Man es un titiritero llamado John Chandagnac, que pasa de ser un niño bonito a un pirata sanguinario… bonito. Lo mismo te rebana el pescuezo que te prepara una vichyssoise.

El señor Powers nos trae piratas, zombies, magia, paraísos tropicales, Barbanegra, cabezas de perro y muchas cosas más, que enlaza en una trepidante aventura donde las decapitaciones, trabucazos y andanadas de cañón están a la orden del día.

Pero no todo es acción y palabrotas, también hay hueco para la historia y las tradiciones, para el amor y la familia, e incluso para la mitología. Todo cabe en los mares de Norte y Centroamérica, en los manglares de Florida y en las Antillas.

¿Te gustan los piratas? Lee. ¿No te gustan los piratas, pero sí los muertos vivientes y las posesiones? Lee. ¿Y los tipos que beben ron con pólvora? Lee. No te defraudará.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s