Pronto será de noche, de Jesús Cañadas

el

Heme aquí con mi segundo Cañadas, y espero que no sea el último.

Estas not-reviews no se distinguen por ser análisis profundos de las obras, sino por destacar sus partes positivas y negativas, según han impactado en este humilde lector. A veces llegamos a algún extremo raro, como con el pobre VanderMeer, pero es que aquí hemos venido a jugar.

Y Cañadas ha sacado dobles seis en su tirada. He de decir que esta novela me ha enamorado por varias razones. La primera: es corta. Últimamente me da una pereza terrible abrir tochos, y valoro la longitud de la misma antes de ponerme manos a la obra, aunque hay veces que hay que tragar para poder leer algunas maravillas de larga duración (not sex in these words, please). La segunda: los escenarios. O el escenario, porque casi casi que se trata de uno: la carretera. Combinado con un par de elementos más, sí, pero en esencia esto va de una carrera, y de personas. Y ahí llegamos a la clave, el tercero punto: los personajes.

Esta es una novela de personajes. “Vaya idiotez ha soltado este tipejo”, pensará alguno, pero es lo que pienso. En todas las novelas hay personajes, en todas son, obviamente, quienes mueven la trama, la historia… PERO. Pero Cañadas no nos trae una historia compleja en demasía, sino un cúmulo de personajes que hablan, que discuten, que se parten la cara, que se odian, que se aman… En fin, más o menos. Me encanta cuando un escritor juega con tus emociones y sentimientos presentándose personajes asquerosos que luego no lo son tanto (o con los cuales terminas empatizando porque se explica el camino que le ha llevado hasta ese lugar), gente agradable con oscuros secretos, etc. Parece fácil, pero hacer esa mierda no lo es.

En definitiva, esta es una novela para conocer a Alicia, a Cándido, a Inés, a Ruth, a Samuel, a Abreu, a Alfonso (epic personaje)… Para conocernos un poco a nosotros mismos, para odiarnos un poco a nosotros mismos, para querernos un poco más.

Y también un poco para que te de hambre. A mí me dio hambre, y ganas de salir a la calle, todo sea dicho.

Tan solo le pongo una pega: el final. Me gustó el final, y creo que era más o menos lo que podía esperar (no hablo de cómo acaba cada personajes, eso trae muchas sorpresas, sino de la caída del telón al terminar la obra), pero por eso no me gustó. Soy un poco especial con los finales “poco concretos”. Yo me entiendo.

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s