Leer clásicos (sin aburrirse en el intento)

18La ciencia ficción per se es un género relativamente joven y, sin embargo, la humanidad lleva siglos imaginando el futuro. La capacidad de transmitirlo en historias llenas de imaginación se ha ido transformando también en una forma de criticar nuestro presente y desde hace ya años, la ciencia ficción ha demostrado ser un género que va más allá de naves espaciales y alienígenas. Hoy en día hay una cantidad de novelas de ciencia ficción abrumadora y se han olvidado un poco los clásicos.
Durante la Eurocon 2016 surgió la idea de lanzar una lista de novelas interesantes que tuvieran una pila de años a la espalda. ¿Por qué hacerlo? Bueno, muchos lectores se inician en este mundillo y se dejan llevar por el río de novedades, sin tener muchas referencias de lo que se hizo hace más de 40 años (y con el miedo de empezar a leer una novela de cierta edad y que resulte ser un peñazo apolillado). Así que Isa-Janis y yo nos unimos para recomendar 10 clásicos que no han envejecido. Como pasa con estas cosas, esta lista no encierra ninguna verdad absoluta, sino nuestros propios gustos, y muchas obras muy recomendables se han quedado fuera. Por lo pronto, os recomendamos que rescatéis estos títulos del polvo, porque merecen vuestro tiempo:

  • Mercaderes del espacio, de Frederik Pohl y Cyril M. Kornbluth (1953): Aunque Pórtico es la obra más famosa de Pohl, antes escribió esta obra extremadamente exitosa junto con Kornbluth. En ella elaboraron una crítica al consumismo, la publicidad y la sociedad de masas que podría estar escrita hoy día. Fue aclamada por los críticos, y señalada como “quizá la mejor sátira de ciencia ficción desde Un mundo feliz”.
  • Ubik, de Philip K. Dick (1969): Dick es un autor extremadamente prolífico y muchas de sus obras merecerían estar en este top 10. Sin embargo, quiero destacar Ubik porque para mí es una de sus obras maestras, además de hablar de temas muy interesantes como la vida después de la muerte, hace una sátira a la sociedad del consumismo, sutil y divertida. Y por supuesto, tiene los elementos que se esperan de una novela de Philip K. Dick, como el juego narrativo, la visión casi coral de la historia y un giro argumental final perfecto.675
  • 1984, de George Orwell (1949): Hay muchas distopías y muchas de ellas merecen mucho la pena. Podría hablaros de las obras de Zamiatin o Huxley, que como distopías creo que funcionan mejor que la de Orwell. Sin embargo, 1984 es una obra maestra literariamente hablando. El mal cuerpo con el que te deja, la crítica hacia el totalitarismo y hacia la sociedad que lo recreaba es magnífica. Quizá nunca veamos un mundo basado en el odio y es más probable que vivamos en Un mundo feliz, pero 1984 es una obra maestra y como tal, merece ser leída.
  • El hombre en el laberinto, de Robert Silverberg (1969): Una obra maestra de Silverberg (autor muy muy prolífico) que reflexiona sobre el individuo, sobre el rechazo y la marginación. Explora lo que nos hace humanos y lo que rechazamos de la humanidad, a través de un personaje orgulloso y de éxito que cae en desgracia y se exilia. Según muchos, esta novela corre en paralelo a otra obra de Silverberg, Muero por dentro, que todavía tengo pendiente.
  • La guerra de los mundos, de H. G. Wells (1898): Aunque es un libro que todo el mundo conoce por sus adaptaciones al cine y a la radio, La guerra de los mundos (y en general toda la obra de Wells) es un libro que va mucho más allá. El autor, usando la ciencia ficción como crítica de la sociedad que lo rodeaba, habló del imperialismo británico y sus costumbres en esta novela. Una obra que es todo un clásico, aunque os recomiendo que leáis también el resto de obras de este magnífico autor.n779
  • La mano izquierda de la oscuridad, de Ursula K. Le Guin (1969): Aclamada a más no poder, esta obra agarra la sexualidad y le da la vuelta. Los límites de la identidad sexual se difuminan con unos personajes sin género para los que el sexo existe solamente durante el kemmer, una especie de celo. Sin el conflicto sexual en juego, Le Guin teoriza sobre la composición y los mecanismos de ese tipo de sociedad (nacionalismo, traición, guerra…) de manera impecable y coloca a un personaje que sí tiene un género “permanente” frente a ese panorama que le resulta tan extraño como atrayente.
  • Cuentos completos, de Isaac Asimov: Aunque la mayoría de la gente que ha leído a este autor recomienda leer la trilogía de Fundación, en mi caso lo que más me fascina del autor americano son sus relatos cortos. Tanto los relatos de robots como el resto son ejercicios de ciencia ficción especulativa muy interesantes y con un mensaje poderoso detrás. Fundación son tres muy buenas novelas, pero la cantidad de mundos e ideas que Asimov expresó en sus cuentos, para mí, no tiene comparación.
  • Ciudadano del espacio, Robert Sheckley (1955): ¡Más relatos! Este maestro del relato (según Neil Gaiman) llevó el humor y la sátira a su máxima expresión. Los personajes no ganan porque son los protagonistas y ya está, sino que la realidad los aplasta a placer. Su lectura es sencilla, y el camino que sigue cada relato, inesperado. Tenemos una familia de magos cuyo hijo no quiere seguir la tradición familiar, sino que quiere ser contable; una batalla apocalíptica; una caja que “concede deseos”; una máquina que tiene todas las respuestas a todas las preguntas, etc. El relato más querido por el público es Un pasaje a Tranai, que habla de una utopía donde nada es lo que parece. En Not a Review hay una entrada sobre el trabajo de este autor: Guess Who?: Robert Sheckley.
  • Solaris, de Stanislaw Lem (1968): Hay muchas novelas de Lem que se podrían recomendar en esta lista y Solaris es solo una de ellas. Sin embargo, está escrita con tal maestría que no puedo dejar de recomendárosla. Lejos quedan los primeros libros del autor, con un optimismo comunista más marcado, sino que en Solaris todo es mucho más retorcido y oscuro. El contacto de la humanidad con una especie extraterrestre y lo que eso conlleva se ha tratado muchas veces en la ciencia ficción, pero Solaris es, para mí, uno de los mejores libros sobre el tema.las_estrellas_mi_destino_alfred_bester
  • Las estrellas, mi destino, de Alfred Bester (1957): La novela es un tobogán de acción y describe un futuro marcado por el teletransporte, que revoluciona la sociedad, el urbanismo y muchos otros elementos (haciendo suya la frase de Pohl “la labor del escritor de ciencia ficción no es predecir el automóvil sino el atasco de tráfico”). Además, presenta a un personaje muy potente, Gully Foyle, que es aterrador, no destaca por su inteligencia, y está obsesionado por la venganza. Profético y salvaje, este personaje de Bester comienza con fuerza la novela: “Gully Foyle es mi nombre. La Tierra es mi nación. El espacio profundo es mi hogar. La muerte es mi destino”.

    Como toda lista, deja fuera nombres imprescindibles. No aparecen Heinlein, Herbert, Bradbury, Brown o Vance, y han entrado algunos exponentes de la New Wave, pero no hemos visto a otros como Ellison, Tiptree, Moorcock o Ballard. Sentimos haberlos dejado de lado, pero la idea era soltar tan solo unos pocos nombres, y estos han sido los agraciados.
    Sin más, esperamos que algún título os haya llamado la atención y deis una oportunidad a novelas que, pese a los años que pesan sobre sus páginas, siguen mereciendo la pena.
Anuncios

10 Comentarios Agrega el tuyo

  1. ¡Hola!
    Como ya te he dicho en otra entrada, tengo Pórtico pendiente y cuando lo lea no descarto leer esta otra novela del autor. Tengo que reconocer que no la conocía.
    Ubik lo he leído a principios de año y ha sido una grata sorpresa, me ha parecido una maravilla. Me ha parecido muy curioso como el autor va confundiendo al lector y como se imaginaba ese futuro que para nosotros ya es pasado. Tengo muchas ganas de leer algo más del autor y el siguiente será El hombre en el castillo.
    1984 lo tengo esperando en la estantería, el año pasado leí del autor Rebelión en la granja y me gustó mucho. Llevo tiempo queriendo leer 1984 pero nunca encuentro el momento, a ver si le hago pronto un hueco.
    De H.G. Wells he leído tanto La guerra de los mundos como El hombre invisible, dos novelas que he disfrutado mucho. Espero leer más novelas del autor y disfrutarlas tanto como las que he leído. Por cierto, la adaptación de La guerra de los mundos no me gustó nada…
    Con Ursula K. Le Guin me he estrenado recientemente con la primera historia de Terramar. De momento me gustaría continuar con el resto de historias y luego me animaré con otras de sus novelas.
    Isaac Asimov es mi eterno pendiente, me apunto la recomendación de leer sus cuentos, aunque me gustaría empezar con el por su novela El fin de la eternidad. Stanislaw Lem es otro de mis eternos pendientes y esta vez si tengo claro que quiero empezar con él con Solaris.
    Espero que os animéis a hacer más recomendaciones ^^
    Un beso

    Le gusta a 1 persona

    1. bandinnelli dice:

      Buenas,
      No creo que Pórtico te defraude, y si después tienes más ganas, Mercaderes es una novela muy diferente y que tiene mucho que ofrecer. Con respecto a El hombre en el castillo, ojo, que tiene poco que ver con Ubik. No es que no la recomiende, pero cuidado con este autor, que es muy polifacético.
      Pues si has leído esas dos de Wells… te diré que mi favorita es La isla del Doctor Moreau, jajaja. Es una auténtica joya, y para mi gusto mucho mejor que las otras dos.
      De Le Guin no se puede dejar casi nada de lado, de hecho sus relatos son buenos buenos (el famoso de Omelas, por ejemplo, o El día después de la revolución), pero esta novela que decimos y Los desposeídos son especiales como poco.
      Con respecto a Asimov, en lo relativo a novelas te diría que eches un ojo a Los propios dioses, que para mí es su mejor obra.
      Y sí, estamos pensando en ponernos manos a la obra con más entradas de este tipo 😀
      Gracias por leernos.

      Le gusta a 1 persona

  2. Judd dice:

    Gran lista, seis de los diez en la estanteria, los otros añadidos a la lista de pendientes. De LeGuin y Asimov leeria hasta sus listas de la compra.

    Le gusta a 1 persona

    1. bandinnelli dice:

      jajajaja, me alegro de que haya gustado.
      Pues no es mala lectura la autobiografía de Asimov, ya que dices lo de la lista de la compra 🙂

      Me gusta

  3. borjamorales dice:

    Buena lista!

    Le gusta a 1 persona

  4. Que gran entrada queridos. Yo por mi parte me propongo leerme el año que viene si o también: Portico, La mano izquierda de la oscuridad y Solaris. Tengo los tres entre ceja y ceja, ahora solo falta comprarlos XD Un abrazo^^

    Le gusta a 1 persona

    1. bandinnelli dice:

      ¡Gracias! 😀
      Los tres que dices son auténticas joyas, claro, así que los vas a disfrutar como un marrano, jajajaj. Ya verás, ya.
      Y a ver si en otras entradas te convencemos con otros títulos.
      ¡Un abrazo!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s