Leer clásicos (Sin aburrirse en el intento), 2ª parte

sc2La entrada anterior sobre clásicos tuvo un éxito inusitado (para lo que es mi blog), y generó conversaciones de mucho interés por las redes sociales. Como el espíritu de la entrada era muy bello, a saber, el recomendar libros que hoy en día no se prodigan en exceso, pensé que era una oportunidad interesante que coger el libro por el lomo. Pero había que darle más diversidad al asunto. Para tirar del carro y convertir esto en una especie de escaparate comunal de antigüedades de la ciencia ficción que merecen ser leídas hoy día, decidí llamar a unos cuantos tuiteros, blogueros… en definitiva, lectores para que expusiesen en unas pocas líneas, cada uno a su manera, esas obras.
Hoy vienen Denise, Carlex, Isa y Khellen a airear sus lecturas, y he de señalar que traen algunos títulos muy buenos (aunque en concreto los de Denise son mi debilidad). ¡Allá vamos!
Pero antes de nada, unas palabras de Carlex: “Me encanta esta propuesta porque siempre apetece hablar de los clásicos con los que uno ha aprendido a amar el género fantástico. Ahora bien ¿Qué escoger? Es evidente que a unos el tiempo les ha pasado factura, mientras que otros han sobrevivido la criba y se consideran obras maestras atemporales. En todo caso en mi opinión –quizás no del todo objetiva- todos conservan un cierto encanto retrofuturista. En el caso que nos ocupa creo que podéis estar tranquilos y siguen siendo lecturas recomendables”.

Denise Nader (@nashiraprime)tysbgh93

  • Los Desposeídos, de Ursula K. Le Guin (1974): Shevek, el protagonista de esta novela ganadora del Hugo, Nebula y Locus, desarrolla una teoría que dará pie a la creación del Ansible, un dispositivo de comunicación interestelar instantánea. Los principios matemáticos y físicos necesarios para la construcción del artefacto se exploran a profundidad en el contexto del enfrentamiento ideológico que por 200 años separó a Anarres, el planetoide de Shevek, de Urras, el planeta mayor del sistema doble. Ambos mundos atraviesan ahora el fracaso de sus proyectos políticos: capitalismo, anarquismo, comunismo, sindicalismo, totalitarismo… En estos tiempos de antagonismos sin tregua, hay que leer esta obra seminal en el género.
  • A vuestros cuerpos dispersos, de Philip J. Farmer (1971): El explorador Richard Francis Burton muere en la Tierra y luego despierta suspendido en el aire, desnudo, junto a otros cuerpos. Una descarga de un arma lo vuelve a dormir, y despierta desnudo y sin pelo a orillas de un interminable río. Cerca, una piedra provee de alimentos, ropa y ciertos lujos como cigarrillos, goma de mascar y licor a los habitantes del Mundo Río, entre ellos, un cavernícola… Todas las personas que han muerto en la Tierra despiertan allí, ¿por qué? ¿A dónde lleva el río? ¿Quién controla todo eso? Burton emprenderá una aventura para encontrar esas respuestas en esta fascinante novela.

Khellen (@khellensson)

  • El mundo de cristal, de J. G. Ballard (1966): No es santa de mi devoción, pero el transfondo me parece tan bueno que creo que hay que introducirla aquí. En crystal_panther250principio una historia de narcos, leprosos, etc… en medio de la jungla, que se convierte en un viaje a través de las fisuras del espacio/tiempo y una contrarreloj para la salvación de los protagonistas.
  • El fin de la infancia, de Arthur C. Clarke (1953): Clásico entre clásicos. De la extensa obra de Clarke este es mi favorito (de los que he leído al menos). Narra la venida de extraterrestres a la Tierra y la interacción de estos con los humanos. Pero estos extraterrestres son benévolos: traen paz, traen prosperidad, y algo más allá que llevará a la humanidad a la extinción.

Carlex (@girotix)

Se puede decir que la telepatía es un término superado. Esoterismos aparte, simplemente no está de moda. Sin embargo, hubo un tiempo en que se consideró seriamente esto de las facultades psi, y se realizaron diversos estudios científicos al respecto, para confirmar o refutar (resultó más bien lo segundo) su existencia. Y si estuvo presente en la ciencia, también lo estuvo en la ficción. Así pues, en el género fantástico tenemos un legado de obras que especularon sobre la telepatía como una posibilidad científica. Las que comento a continuación siguen siendo vigentes y las considero lecturas imprescindibles para el aficionado.

  • El hombre demolido, de Alfred Bester (1958): a Alfred Bester le debemos dos obras cumbre del género fantástico: Las estrellas mi destino (ya mencionada en la lista anterior) y la que hoy tratamos. Nos encontramos en el siglo XXIV. En esta sociedad futura no se ha cometido un asesinato en 75 años, puesto que la Corporación Ésper (el cuerpo de policía telépata) lo impide. Sin embargo Ben Reich, el hombre más rico del sistema solar, se atreverá con un crimen imposible contra un competidor, utilizando un antiguo dispositivo llamado revólver… Una ciencia ficción de posibilidades y el talento de Alfred Bester nos proporcionan una obra 9780765322302que hoy en día no ha perdido interés.
  • Muero por dentro, de Robert Silverberg (1978): Robert Silverberg es otro escritor que también ha aportado grandes obras (y que también repite en la lista). La que nos ocupa quizás esta no sea la más notoria pero merece ser rescatada (de hecho fue reeditada en el año 2001 por la editorial Factoría de ideas). La novela se centra en David Selig, quien sufre la pérdida paulatina de lo que él llama su poder, la capacidad de fisgar en la mente de otras personas. Se trata pues de una novela introspectiva, que nos explica la ambivalente relación del Sr. Selig con su don, un sentido extrasensorial que debería asegurarle el éxito social y que paradójicamente le ha convertido en un marginado. Pero a la vez le aterra perder una capacidad que le separa de las mentes mediocres del resto de los mortales. Una novela sobre una pérdida de facultades, de un poder con el que todos hemos soñado despiertos alguna vez.

Resumiendo, dos novelas que especulan racionalmente sobre lo que podría haber sido si… En realidad la ciencia ficción actual muestra la telepatía de otras formas: la fascinante idea de poder transmitir el pensamiento ha vuelto de la mano de la tecnología, en el subgénero ciberpunk y las obras de temática transhumanista.

Isa_janis (@IsaJanisG)

  • Mecanoscrito de segundo origen, de Manuel de Pedrolo (1974): Este es un libro muy conocido para cualquier catalán, sin embargo esta fama no se ha extendido fuera de las9788446026723 fronteras de Cataluña, lo cual es una pena. Aunque no es mi libro preferido de la extensa producción de Pedrolo (me gustan más sus relatos, como la antología de Trajecte final), este es quizá el mejor libro para introducirse en la literatura del autor catalán. Un libro con un claro tema apocalíptico, pero en el que priman los personajes y su evolución. Una historia que tiene, para mí, uno de los finales más escalofriantes que he leído en la cifi.
  • Nosotros, de Yevgueni Zamiatin (1920): Cuando se habla de distopías clásicas, siempre se nombra el trío de Orwell, Huxley y Bradbury [Nota de NAR: podéis pasar por la página de @Origencuantico para echar un ojo a un especial sobre esas tres obras]. Sin embargo, hay distopías anteriores que, como en el caso del de Zamiatin, inspiraron esas más actuales. Nosotros nos habla de una sociedad totalmente controlada, en la que la intimidad y el “yo” han dejado de existir. El libro nos introduce a este mundo a través de D-503, quien escribe un diario y el que, poco a poco, empezará a dudar de esta sociedad tan bien construida. Escrito en Rusia el 1920, este libro que critica los estados totalitarios y las mentiras que se esconden tras las utopías fue censurado en el país del autor (comentario en Not a Review).

Bandinnelli (@bandinnelli)

  • El mortal inmortal, de Mary Shelley (1833): no, no es Frankenstein. Shelley es autora de más novelas, y de relatos como este. Recopilado en Cuentos góticos por la editorial Valdemar, el relato trata un tema, el de la inmortalidad, con todo lo que podríamos esperar de un relato del asunto, pero ya en 1833. Lo cierto es que transmite unacuentos-goticos-mary-shelley-trabalibros desazón bastante marcada, llegando por momentos a dar vergüenza ajena la situación que expone. Shelley transmite de manera muy poderosa qué podría ocurrirle a un “mortal inmortal” y, además, he de señalar que el detonante de la situación tiene su gracia.
  • La guerra interminable, de Joe Haldeman (1974): Haldeman firma una de mis novelas favoritas, una obra que utiliza una de las tramas de la ciencia ficción más tópicos, a saber, un soldado que marcha a una guerra en el espacio contra una raza alienígena desconocida. Sin embargo, el enfoque no es el que podría esperarse al conocer la trama. El personaje protagonista sufre en sus carnes las desgracias de una guerra que le aleja de su mundo y corta sus lazos con la sociedad en la que antes vivía.  Durante siglos (sí, has leído bien), el protagonista lucha y se aísla de su propia especie, volviéndose un extraño, de tal manera que su presencia en el ejército se vuelve necesaria para alejarse de esa sociedad con la que nada tiene en común.

Como siempre, muchas obras quedan fuera, numerosos autores no aparecen, y es cierto que pocas mujeres firman estos libros, pero intentaremos cambiar poco a poco el asunto. Pero las obras nombradas merecen ser puestas en valor todas las veces que haga falta. Para los curiosos, me gustaría añadir que El fin de la infancia fue convertida en serie por Syfy, y no es que sea maravillosa, pero podéis echarle un ojo.
Antes de cerrar la entrada, he de señalar que J G. Ballard es un nombre que sonará (ya está sonando) mucho por las redes sociales por la próxima publicación, en 2017, de los cuentos completos de este autor por parte del sello Runas de Alianza Editorial. No dejéis pasar una ocasión como esta de leer los relatos de este genio.

Anuncios

5 Comentarios Agrega el tuyo

  1. ¡Hola!
    De momento me estoy centrando en ‘Historias de Terramar’ con Ursula K. Le Guin, después quiero ir leyendo más cosas de la autora, así que me llevo apuntado ‘Los desposeídos’. ‘El fin de la infancia’ tengo ganas de leerlo desde hace bastante, a ver si me animo con él en el nuevo año.
    No conocía a Manuel de Pedrolo pero Isa me ha dejado con ganas de darle una oportunidad al autor. ‘Nosotros’ lo he visto alguna vez por la biblioteca y me llamó bastante la atención, ahora me han entrado ganas de leerlo. A ver si lo cojo en una de mis próximas visitas.
    ‘La guerra interminable’ lleva mucho tiempo en mi wishlist, y tu opinión sobre él me han dejado con muchas ganas de leerlo.
    Un beso

    Le gusta a 1 persona

    1. bandinnelli dice:

      ¡Hola!
      Pues, para mi gusto, los de ciencia ficción de Le Guin son mejores que los de fantasía, pero eso va en gustos.
      Yo tengo que leer también a Pedrolo, así que ya comentaré por las redes.
      Con respecto a “Nosotros”, es muy interesante porque además se adelantó a otras obras de ciencia ficción más famosas, lanzando los elementos que después se asentarían como típicos de las distopías.
      Sobre “La guerra interminable” no puedo decir nada malo, me encanta y me parece una de las lecturas más interesantes de la ciencia ficción.
      ¡Un saludo!

      Le gusta a 1 persona

  2. Me están gustando mucho estas entradas, parece que salen colaboradores como Oompa Loompas XD Me gustan las de Carlex, y es que le tengo ganas a Silverberg y Bester. También a el Mecanoscrito del segundo origen, que ya que nos lo han dado en la Eurocon y si lo recomienda Isa pues hay que leerlo. Y me quedo con la tuya La guerra interminable, tanto escucharte hablar de ella es necesario leerla. Un abrazo crack 🙂

    Le gusta a 1 persona

    1. bandinnelli dice:

      ¡Me alegro! A ver si siguen saliendo un tiempo 😉
      Pues los autores de Carlex son canela en rama, y al Mecanoscrito le tengo que echar un ojo yo también.
      Ya sabes, Halmiton es la clave.
      ¡Un abrazo!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s